Declaración jurada

Luis Leopoldo Franco

∗ Belén, Provincia de Catamarca (1898) - Ciudadela, Provincia de Buenos Aires (1988) - Escritor |

El arte no es un velo de maravilla para disimular lo vulgar, sino una revelación de la profundidad del ser, es decir, de las nupcias de la apariencia y la esencia.

Cuando un poeta no es capaz de lo nuevo se queda en lo novedoso, pero la poesía, más que las otras artes, debe revelar el aspecto nuevo de los temas antiguos y los aspectos fundamentales de lo moderno: la falta de reposo en la Naturaleza o creación de cada día: la muerte como un cambio de postura del ser; nuestro parentesco de sangre y espíritu con el cosmos, y la indivisibilidad de cuerpo y alma; la vertiginosa alma submarina llamada el subconsciente; las insidias fosilizantes de lo que fue contra lo que quiere ser: el gigantismo del Eros humano y su belleza; la dialéctica o lucha victoriosa de los contrarios dando latidos a la Eternidad; y la lucha del hombre por hacer peldaños de ascenso de sus propias contradicciones.

Con excepción de los poetas de la hora grande de Grecia, el poeta ha sido hasta hoy en cualquier parte el protegido o cortesano de algún mecenas: gobierno o iglesia, partido a favor público.

En adelante tendrá que depender sólo de si mismo, y enfrentarse quemando las naves de regreso, a la conspiración de lo viejo contra lo nuevo, de los dioses, los demonios y las castas contra el hombre, hasta coronarse rey de ese dominio en que verdad y belleza son una sola cosa: estará obligado a ser el más profundo de los hombres, ensayando en sí la libertad que debe anunciar a los otros, como el gallo profetiza en las entrañas de la noche la proximidad de la luz.

 

Ilustración: Alejandro Barbeito sobre dibujo de portada del libro Poesia de Luis Franco

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Mario Ruben Mateos dice:

    Ehhh, que brillante Luis Franco, que brillante…!! Hombre de profunfa humildad y humanidad, además de ser uno de los grandes escritores argentinos, muy poco proclamado, gracias a la Cueva, muchas gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.