El rabdomante

Por Ariel Ferraro (José Humberto Pereyra)

∗ Corral de Isaac, Departamento San Martín, Provincia de La Rioja - Poeta |

" El pastor de agua silba a un manantial y he aquí que éste, brotando de su lecho, se adelanta siguiéndolo" Henri Michaux

Adscripto entre vestigios y palomas
llega en las amarillas escamas del otoño
a presenciar la fiesta carnal de la vendimia.

Humillado y soberbio como un escarabajo,
envuelto entre sus ropas lejanas y apagadas,
su edad está en pedazos caídos de la Biblia.

Nadie sabe el secreto de su boca desnuda,
manantial agridulce de la sentencia viva.
Nadie sabe qué nombre perdió por los caminos
ni en qué sauce de lluvia se dieron los poderes.

¿Qué desoladas máscaras derrumbaron sus días
por los extraños ritos de fuegos herrumbrados.
Allí donde la harina se hace desmelenada
brotando del sombrero
como un vástago ciego de la sabiduría?

Él conoce las leyes de la fauna dispersa
y el aguijón del vino semental y perfecto.

Y entre los cartabones de su pan desterrado,
va gritando palabras forestales de miedo;
como si por el ojo de la llave del mundo
divisara la muerte sedienta de la tierra.

Por eso es que en sus dedos la obstetricia encantada
pinta de verde el duro corazón de los bueyes.
Mientras la noche, a solas, le seguirá sus pasos
florecida en la luz
de un maíz de luciérnagas.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.