Discépolo vivo

Por Fernando Montalbano

∗ Rosario (1961) - Compositor |

Yo digo que Discépolo está vivo,
la espina de su verso es mi clavel.
Cambalache, se me hace que fue escrito
hace un rato, y posteado en internet.

Yo digo que su tango no se oxida,
si décadas infames piden bis;
y la esperanza duele porque es hija
de su triste pensamiento bailarín.

Otra es la voz, la que busca
en las solapas de un loco país,
la yerba visceral de su pregunta,
su poesía de rabia y cafetín.

Yo digo que Discépolos respiran
felices en este carnaval
Resucitados Santos los que tiran
del piolín de la lengua popular.

Yo digo que esa lágrima es futuro;
la alquimia de sus fueyes vuela al sur
para alumbrar el siglo veintiuno
y la musa que no ha besado aún.

Otra es la voz, la que busca
en las solapas de un loco país,
la magia de su herida más absurda,
y el escéptico optimismo de su swing.

Yo digo que un ejército de giles
se ahogan en su fe sin corazón,
y lucen su sonrisa de arlequines
abstemios de brindar con el dolor.

Yo digo que hay más luz en lo perdido
y más canción en el silencio cruel.
La ñata contra el vidrio de uno mismo
descubre que la patria es otra piel.

Otra es la voz, la que busca
en las solapas de un loco país,
afinando los timbres de la luna
con su grotesca música sin fin.

 

Ilustración: Alejandro Barbeito

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Sin lugar a dudas Discepolo es atemporal. Y su compromiso social debiera reivindicarse día a día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.